Vivir Ligero

Cómo ser más feliz mediante el minimalismo

El minimalismo aplicado a tu correo electrónico

Minimalismo aplicado al correo

Por fin has conseguido llevar una vida minimalista (o vas camino de ello). Ya no hay casi ningún objeto a la vista que no tenga una buena justificación para estar allí. Una sensación de satisfacción recorre tu cuerpo. Decides encender el ordenador para comprobar el correo electrónico y el estrés vuelve de nuevo. Ese montón de emails desordenados son cualquier cosa menos minimalistas.

En esta entrada os contaré una herramienta gratuita que descubrí hace un tiempo y que me facilita muchísimo mi día a día. Si usas tu correo electrónico a menudo espero que esta entrada te sea de gran ayuda, si apenas lo usas sinceramente no creo que te aporte mucho. En ese caso te invito a leer la entrada Beneficios del Minimalismo y a suscribirte al blog para enterarte de las próximas novedades. ¡Empecemos!

El problema

Cada vez que compruebas el correo electrónico tienes que repasar la montaña de correos viejos por si alguno de ellos requería alguna acción. Este proceso es ineficiente, genera estrés y puede conducir a que olvidemos responder algún correo.

¿No sería maravilloso que pudiéramos aplicar los mismos principios del minimalismo al correo electrónico para así deshacernos de aquellos correos que no necesitamos?

La solución

La solución a este problema viene de la mano de Google con la bandeja de entrada alternativa llamada Inbox (no es publicidad y no cobro por ello, ¡más quisiera!). A primera vista parece simplemente una versión moderna de Gmail pero esconde muchas otras funcionalidades. Para poder usarla necesitas una cuenta de Gmail e iniciar la sesión en la nueva bandeja de entrada.

Mediante Inbox podemos archivar, posponer o borrar cualquier correo electrónico. ¿Cómo me ayuda esto a minimizar mi bandeja de entrada? Tan solo tenemos que seguir la siguiente estrategia cada vez que recibamos un correo nuevo:

  1. Si el correo no nos interesa y no lo queremos guardar, lo borraremos.
  2. Si el correo no requiere ninguna acción, no necesitamos releerlo próximamente y lo queremos almacenar, lo archivaremos.
  3. Si el correo requiere alguna acción (por ejemplo, contestarlo o reenviarlo o alguna acción relacionada con el contenido del mismo) y podemos ejecutar la acción al momento, lo haremos y lo archivaremos.
  4. Si el correo requiere alguna acción pero no podemos ejecutarla al momento, lo pospondremos a la fecha que creamos que podamos hacerlo. Al posponerlo, el correo desaparecerá de la bandeja de entrada y aparecerá de nuevo a la fecha que le hayamos dicho. Si queremos acceder a todos aquellos correos que se encuentran pospuestos solo tenemos que ir al a sección “Pospuestos” del menú de la izquierda.
  5. Si el correo no requiere ninguna acción pero lo queremos releer a partir de una fecha determinada (por ejemplo, cuando volvamos de vacaciones), simplemente lo pospondremos.

¿Qué conseguimos con todo esto?

Conseguiremos que no haya ningún correo en la bandeja de entrada. Los únicos correos que recibiremos a partir de entonces serán o bien correos nuevos que necesiten ser tratados (siguiendo el esquema propuesto arriba) o bien correos pospuestos que se deban tratar de nuevo. Por supuesto, para alcanzar una bandeja de entrada vacía deberás archivar todos aquellos correos antiguos. Recuerda que siempre podrás acceder a cualquier correo archivado yendo al menú “Completados” o mediante la barra de búsqueda.

¿Qué ventajas tiene?

Trasladando el minimalismo al correo electrónico ya no perderás tiempo revisando el correo ni tampoco te desconcentrarás con correos que no necesitas accionar. Mediante esta herramienta y el uso que te propongo de ella solo tendrás que actuar cuando te llegue un nuevo correo, se acabó el revisar. Por supuesto esta herramienta tiene también muchas otras ventajas, pero estas ya no tienen nada que ver con el minimalismo y dejo que las descubras tú.

   

¿Te ha gustado? Compártelo

   

¿Quieres recibir las últimas novedades?

Suscríbete ahora y recibirás gratis las últimas novedades sobre el minimalismo.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El minimalismo aplicado a tu correo electrónico