Vivir Ligero

Cómo ser más feliz mediante el minimalismo

El minimalismo y los objetos conflictivos

Quieres desprenderte de todo aquello que te sobra para así tener una casa minimalista. Empiezas con la purga y te deshaces de un montón de trastos que no usas. Todo va viento en popa, hasta que te encuentras con aquel objeto que eres incapaz de tirar. ¿Te suena?

En esta breve entrada te propondré 3 estratégias que espero que te ayuden a decidir qué hacer con esos objetos conflictivos.

La primera estrategia sería reflexionar sobre qué es el minimalismo para tí y si ese objeto tiene cabida en esa definición. Yo por ejemplo, me preguntaría si ese objeto contribuye a mi felicidad, ya que si no lo hiciera sería un lastre para ella.

La segunda sería desde un punto de vista práctico. Es decir, podríamos preguntarnos si ese objeto lo estamos usando y si lo vamos a usar lo suficiente como para que se merezca un espacio en nuestro hogar. También podríamos preguntarnos, cuánto lo hemos usado en los últimos meses.

La tercera y última estrategia sería plantearnos la siguiente pregunta: “Si lo perdiera o me lo robaran, ¿me lo volvería a comprar?”. Si la respuesta es no, probablemente ese objeto ya no tenga cabida en tu hogar.

¿Cuál es tu estrategia para hacer limpieza?

   

¿Te ha gustado? Compártelo

   

¿Quieres recibir las últimas novedades?

Suscríbete ahora y recibirás gratis las últimas novedades sobre el minimalismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El minimalismo y los objetos conflictivos