Vivir Ligero

Cómo ser más feliz mediante el minimalismo

¿Qué es el minimalismo?

Silla Minimalista

El minimalismo como estilo de vida consiste en vivir con lo esencial, es decir, a reducir las posesiones materiales al mínimo. ¿Pero qué puede aportarme llevar un estilo de vida minimalista?

Solo cuando seamos capaces de comprender qué vida no queremos vivir, entenderemos perfectamente qué es el minimalismo y por qué lo necesitamos para poder vivir una vida plena y feliz.

Una vida miserable basada en el consumo

Nos pasamos la vida deseando y comprando cosas que creemos que necesitamos. Eso nos conduce irremediablemente a invertir tiempo, esfuerzo y dinero en cada una de nuestras compras. Al principio, dedicamos tiempo a pensar sobre el objeto que queremos adquirir. Después, destinamos más tiempo y esfuerzo a comparar precios, productos, y opiniones de dicho objeto. Para finalmente, gastar más tiempo y dinero en adquirir lo que tanto deseábamos.

Sin embargo, una vez lo tenemos en nuestras manos, el deseo se desvanece rápidamente. Apenas han pasado unos días que aquello que tanto habíamos deseado, porque lo necesitábamos, ya no nos despierta ninguna ilusión. Y sobretodo, no nos ha hecho más felices. Todo lo contrario.

Y no acaba aquí. Ahora tenemos que emplear nuestro preciado tiempo en mantener física y mentalmente aquello que hemos comprado. Pensaremos que tenemos miedo a perderlo, que se rompa o que nos lo roben. E incluso, pensaremos que no deberíamos haber hecho esa compra. Y al final, aquello que nos tenía que hacer tan feliz, nos ha hecho perder el tiempo, el dinero y ha aumentado nuestras preocupaciones.

Entonces pensamos, que quizá los remordimientos vengan porque nuestro dinero es limitado. Quizá necesitemos un trabajo mejor pagado o abrir ese negocio que tanto dinero nos daría. Qué más da que dicho trabajo no me haga feliz o que ese negocio me quite todo el tiempo libre. ¡Podría comprar lo que quisiera y eso me haría feliz!

Sin embargo, somos incapaces de ver que el problema no es la capacidad económica, sino el desear cosas que no necesitamos. Y es esa sed material la que nos hace miserables.

Una vida plena y feliz basada en el minimalismo

Imagina ahora que te desprendes de casi todas tus pertenencias. Y que solo te quedas con aquellos objetos que contribuyen positivamente a tu felicidad.

¿Y qué objetos contribuyen a mi felicidad? Puede ser aquella ropa que te pones todas las semanas. Aquellos utensilios de cocina que tanto usas. Aquel cuadro que cada vez que lo miras te transmite ese sentimiento que tanto te gusta. O aquella bicicleta que usas cada fin de semana en tus excursiones por la montaña.

¿Y qué no contribuye a mi felicidad? Aquella ropa que te compraste y que nunca te pusiste. Aquel aparato tan caro que has usado dos veces. Y sobretodo, todo aquello que te recuerde que nunca debiste gastar tu tiempo (tu vida) y dinero en comprarlo.

Rápidamente te das cuenta que son muy pocos aquellos objetos que te mejoran la vida y te hacen más feliz. De hecho, se pueden clasificar en dos grupos. 1) Son útiles: te hacen la vida más cómoda o te permiten desarrollar una actividad que te hace feliz. 2) Te transmiten emociones o recuerdos al mirarlos o tocarlos. Y no es de extrañar que sean pocos ya que tus mejores recuerdos siempre van ligados a experiencias y nunca objetos materiales.

Sigamos imaginando, ya no tenemos nada que no usemos y ya no deseamos nada que no necesitamos. Tu ansiedad se reduce. Ya no tienes que satisfacer ninguna necesidad artificial. No hay nada que no te puedas permitir. Y lo que te puedes permitir ya no lo necesitas. Nada material te quita tiempo de lo que realmente te llena y te hace feliz. Ahora tu felicidad ya no depende de nada material, sino de cómo decidas tú y solo tú vivir tu vida. Te sientes liberado. Has descubierto el minimalismo.

El minimalismo como forma de vida

Finalmente nos damos cuenta no solo es más fácil tener menos posesiones sino que además nos hace más felices, siendo el desapego material condición necesaria para vivir una vida plena. Empezando por desprendernos de todo aquello que no contribuye a nuestra felicidad y terminando por dejar de desear todo aquello que no necesitamos.  Solo así podremos alcanzar una felicidad duradera centrada en lo que realmente nos importa. De hecho, no necesitamos mucho para ser felices, solo lo esencial y poco más. Y ésto, para mí, es el minimalismo.

   

¿Te ha gustado? Compártelo

   

¿Quieres recibir las últimas novedades?

Suscríbete ahora y recibirás gratis las últimas novedades sobre el minimalismo.

2 comentarios

  • Jennifer Santiago

    25 marzo, 2018 at 07:16 → Responder

    Dios! gracias, que bien se siente que no ando solo buscando esto para mì y mi familia y sè que poco a poco lo lograremos. Vivir al màximo por aquello valioso; disfrutar el aire, la play y el campo y hacer armonìa con la naturaleza. Sacudirnos de la vida en las redes sociales y balancearnos en una verdadera y saludable forma de vivir con valor y verdad : ) Graciasssss!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Qué es el minimalismo?